En el acumulado hasta agosto, la industria alcanzó un crecimiento interanual del orden del 8%, según datos del INDEC, liderada por los rubros: metalmecánica, vehículos automotores e industrias metálicas básicas. Si bien el desempeño evidenciado sigue siendo positivo, es necesario mencionar que el crecimiento de la actividad viene desacelerándose desde noviembre de 2010, cuando se logró una expansión interanual del 12,8% hasta el 5,2% del mes de agosto. Una de las principales causas de este comportamiento se vincula al menor crecimiento de Brasil, el principal socio comercial argentino, así como también a la devaluación de su moneda. Por lo tanto, es de esperar un menor crecimiento en el último trimestre del año.

A pesar de esto, según la consultora Orlando Ferrreres y Asociados, la inversión en maquinaria y equipo se expandió en agosto un 36,3% anual, dado principalmente por la alta utilización de capacidad instalada que ronda el 77%. En términos desagregados, fue mayor el crecimiento de la maquinaria importada (44,8% interanual) que la nacional (21,2%), producto de la apreciación real del tipo de cambio y pese a la implementación de Licencias No Automáticas. Así, la participación de la inversión (maquinaria y equipo más construcción) en el PIB a precios constantes y sin estacionalidad se acercó al 24%, no obstante la constante fuga de capitales que deprime el ahorro.